Foto: Infobae
Foto: Infobae
Tags:

INGLATERRA.- El apellido Schumacher es sinónimo del mejor automovilismo del mundo. En el pasado, fue Michael el que dejó una huella imborrable en la historia de la Fórmula 1, la máxima categoría del mundo motor, tras la obtención de siete títulos que lo situaron en la cima como el más ganador de todos los tiempos.

En la actualidad, su hijo Mick está dando los pasos necesarios para llegar, en el corto tiempo, a sentarse en una butaca de la F1.

Mientras persigue su sueño, el hijo del múltiple campeón compite en la categoría telonera de la categoría top, en la FIA Fórmula 2. Este viernes, en la antesala de lo que será una nueva carrera en el histórico circuito de Silverstone, en Gran Bretaña, el piloto alemán fue protagonista en la clasificación por un tenso cruce que tuvo en la pista con el corredor israelí Roy Nissany.

Todo sucedió cuando Schumacher, en plena vuelta rápida buscando la primera posición de la clasificatoria, se encontró con su rival justo en el momento que buscó el mejor sector para tomar una curva. Una vez que se topó con el auto de Nissany, el alemán frenó antes de lo indicado y, casi al mismo tiempo, le hizo un claro gesto de reprobación al israelí que las cámaras de la transmisión tuvieron que censurar.

El cruce no terminó ahí, ya que ambos pilotos doblaron casi a la par la curva del circuito inglés, y fue el rival de Schumacher el que volanteó contra el monoplaza número 20 del equipo Prema. Una vez que el hijo de la leyenda de Ferrari dejó pasar a Nissany, expresó todo su enojo a través de la radio en comunicación con su box: “Tan peligroso… Vamos…”, dijo el piloto de 21 años que desembarcó en la Fórmula 2 en 2019, tras una experiencia en el Campeonato Europeo de Fórmula 3, al mismo tiempo que insultó a su rival en pista.