Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El gerente de los Marineros de Seattle Jerry Dipoto había previsto que Logan Gilbert, ex primera selección del draft, estaría lanzando en el T-Mobile Park alrededor de junio.

También contemplaba que Jarred Kelenic, uno de los principales prospectos del béisbol, iba a seguirle los pasos en las mayores, uniéndose a un grupo que conformarían los pilares del proyecto de reconstrucción de los Marineros.

“Eventualmente, nuestros jugadores volverán a la acción y podrán alcanzar la cima que pueden alcanzar”, dijo Dipoto. “Tal vez tengan que esperar un poco más”.

De Seattle a Kansas City, o de Baltimore a Miami, los clubes en reconstrucción confiaban en darle roce a sus promesas en las mayores esta temporada replantean sus planes.

El desafío: cómo extraer una campaña sustancial para algunos de las principales promesas en las menores y que representan la esperanza de salir del sótano de sus divisiones. Y hacerlo en medio de la pandemia de coronavirus, que seguramente anulará por completo la temporada de ligas menores.

¿Valdrá la pena adelantar el debut de un cotizado prospecto en una atropellada temporada de 60 juegos? ¿Qué tal equipo reserva que podrán tener? ¿Será suficiente el margen para tener una buena cantidad de turnos al bate o de innings para lanzar? ¿Se podría expandir una liga de otoño en Arizona, en caso que las condiciones sanitarias lo permitan?