Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Yoán Moncada pasó el último par de meses ejercitándose en lo que él mismo denominó un “ambiente controlado y limitado” en Florida. Ahí, el toletero cubano de los Medias Blancas pudo seguir cumpliendo con turnos al bate, sin arriesgarse a contraer el coronavirus.

Cuando Moncada volvió a Chicago, se encontró con un ambiente bastante similar.

Los peloteros comenzaron a presentarse en los parques de sus clubes el miércoles, en lo que constituye el paso más significativo a la fecha, mientras las Grandes Ligas prosiguen con su plan para realizar una campaña reducida a 60 juegos, en vez de los 162 habituales.

La mayoría de los jugadores se sometió a una serie de revisiones de salud, no sólo para descartar que hayan contraído el padecimiento COVID-19, sino para detectar alguna dolencia, de cara a una serie de entrenamientos que comenzarán el viernes y sábado.

“Estuvimos haciendo entrenamientos por un tiempo, ¿saben? Hay que reservar un tiempo para eso. Yo no interactué con mucha gente allá”, dijo Moncada en referencia a sus sesiones en Florida. “El último par de semanas, empecé a levantar unas pesas. Me encontré con las limitaciones que tuvimos durante esta situación, pero me sentí bien. Estoy listo para comenzar”.