Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El fabricante de los bates Louisville Slugger informó que ha restituido en su trabajo a 171 empleados, a quienes había dado licencia sin goce de sueldo, luego de recibir un préstamo gubernamental cuyo objetivo es ayudar a las pequeñas empresas.

Hillerich & Bradsby Co. reanudó el lunes la producción en su fábrica de bates de madera en Louisville. Algunas partes de la economía en el estado de Kentucky han reanudado su actividad, tras semanas de parálisis a consecuencia de la pandemia de coronavirus.

La fábrica de bates había suspendido sus operaciones desde hace casi dos meses.

La empresa no divulgó el monto del préstamo que obtuvo bajo el Programa de Protección de Salarios. Sin embargo, aseguró que la inyección de efectivo fue clave para restituir en la nómina a los 171 empleados suspendidos —cerca del 90% de su fuerza de trabajo— desde la semana pasada.

“Terminar con las licencias y poner a todos de vuelta en la nómina fue posible cuando H&B recibió fondos del programa”, dijo el martes en un comunicado Rick Redman, portavoz de Hillerich & Bradsby.

Muchos de los empleados puestos bajo licencia han regresado al trabajo, incluyendo decenas que laboraban en la fábrica, dijo Redman. Otros regresarán a otras operaciones diversas.

Treinta y ocho empleados de la división maderera en Pensilvania volvieron también al trabajo el lunes, puntualizó Redman.