Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

ESTADOS.- En 1981, un pitcher zurdo mexicano de 20 años de edad, debutó en Grandes Ligas lanzando un juego completo. Ese momento y las siguientes actuaciones esa temporada, incluida una apertura en la Serie Mundial, crearon la 'Fernandomanía'... ahora, 39 años después parece se creará otro fenómeno social en el equipo: la 'Juliomanía'.

El último out de la Serie Mundial cayó con una recta de 96 millas de Julio Urías. El festejo de los Dodgers se concentró en el sitio donde el mexicano y el catcher Austin Barnes celebraban. Más adelante se escucharon gritos de 'Julio, Julio' en la tribuna... Esta historia tiene todos los elementos para ver que el zurdo ya se graduó y ahora viene la pregunta: ¿con esto arrancó la 'Juliomanía'?.

Los Dodgers tiene entre sus principales ídolos a Clayton Kershaw, Cody Bellinger y ahora Mookie Betts. Son tres de los mejores peloteros no solo dentro del equipo sino en MLB, pero a diferencia de ellos tres, es el perfil de Urías lo que le permitiría convertirse en un fenómeno social, básicamente porque sería el ídolo de la gigantesca afición mexicana y latina que sigue al equipo.

El mexicano ya es conocido por la afición de los Dodgers, ya que desde su debut en 2016, con tan solo 19 años de edad, ya se hablaba del pitcher mexicano que era una joya y que podría ser el 'nuevo Fernando Valenzuela'.

Aun así, sus primeros cuatro años han tenido muchos altibajos y lesiones, situación que puso en duda el tamaño que tenía para realmente ser una estrella... pero el culichi acabó con esas incógnitas con lo que hizo en los playoffs 2020.

Las seis apariciones en la postemporada son las razones por las que, más allá de los sólidos números que obtuvo (mostrados más abajo), mostraron la capacidad, el talento y el caracter del mexicano, una combinación que ya lo coloca en un lugar distinto al que tuvo al arrancar esta temporada: ahora pasó de ser un lanzador inestable a uno de los mejores brazos del equipo, lo que puede catapultar la carrera del zurdo para hacerlo uno de los nuevos ídolos.