Foto: Europa Press
Foto: Europa Press
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Los gusanos amarillos pronto podrían encontrar su camino a los platos de pasta y de cenar en Europa, después de convertirse en el primer insecto aprobado en la región para la alimentación humana.

La decisión del miércoles de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) allana el camino para que los gusanos amarillos se utilicen enteros y secos en el curry y otras recetas y como harina para hacer galletas, pasta y pan.

A pesar de su nombre, los gusanos de la harina son larvas de escarabajo más que gusanos y ya se utilizan en Europa como ingrediente de alimentos para mascotas.

Ricos en proteínas, grasas y fibras, es probable que sean los primeros de muchos insectos en aparecer en los platos europeos en los próximos años, dijo a Reuters el químico y científico de la EFSA Ermolaos Ververis.

Bajo su supervisión, los gusanos de la harina fueron el primer insecto que la agencia de la UE evaluó de acuerdo a un reglamento de “nuevos alimentos” que entró en vigor en 2018, desencadenando una avalancha de solicitudes similares.

Foto: Vanidades
Foto: Vanidades

“Hay un gran interés de la comunidad científica y también de la industria alimentaria en el sector de los insectos comestibles”, dijo.

La gente de gran parte del mundo -en África, Australia y Nueva Zelanda- ya disfruta yendo a bares de insectos, con hamburguesas de grillos y otros “entoalimentos”.

Una vez que la Comisión Europea ratifique la aprobación de la ESFA, Europa se unirá a ellos.

Sin embargo, algunos sociólogos creen que las barreras psicológicas particularmente fuertes en Europa significan que pasará algún tiempo antes de que los gusanos amarillos empiecen a sacarse de los estantes de los supermercados.

“Existen razones cognitivas derivadas de nuestras experiencias sociales y culturales -el llamado ‘factor asco’- que hacen que la idea de comer insectos sea repelente para muchos europeos”, dijo Giovanni Sogari, investigador social y de consumo de la Universidad de Parma en Italia.

“Con el tiempo y la exposición, tales actitudes pueden cambiar”.

La EFSA dijo que había recibido 156 solicitudes de evaluaciones de seguridad de “nuevos alimentos” desde 2018, que abarcaban desde alimentos derivados de algas hasta una serie de especies de insectos.

Foto: Mediavida
Foto: Mediavida