Foto: Twitter/@Notisistema
Foto: Twitter/@Notisistema
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Elementos del ala disidente de la Policía Federal esperan en calma, respuesta sobre su exigencia de recibir una indemnización.

Se ubican en el Centro de Mando Contel de Iztapalapa, donde aproximadamente 250 elementos que rompieron con sus compañeros que los representaban en la mesa de negociaciones, mantienen tomadas las instalaciones.

Luego de su manifestación ayer en el Senado de la República, los policías federales inconformes están a la espera de su asesor jurídico, Enrique Carpizo, para definir sus acciones futuras, pero han insistido que no afectarán a la ciudadanía.

Mientras tanto, siguen llegando efectivos al Centro de Mando de Iztapalapa que buscan asesoría sobre opciones laborales en los módulos instalados por distintas dependencias como el Servicio de Protección Federal, el Sistema Penitenciario Federal o el Instituto Nacional de Migración.

Anoche la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana dio a conocer que en tres días, cinco mil 953 policías federales han recibido información sobre las alternativas que tienen para seguir trabajando.

Tan sólo ayer, mil 965 elementos fueron orientados en Contel, coordinaciones estatales y sedes de la Ciudad de México.

El vocero de los policías federales que participan en la mesa de negociaciones con las autoridades, Luis Ojeda informó que hoy se definirá una reunión para este viernes con Alfonso Durazo, con el fin de amarrar los acuerdos como es el finiquito a los elementos que no quieran continuar trabajando, y que no haya represalias contra quienes participan en el movimiento.