Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La estrella pop Taylor Swift, normalmente reservada, estrenó un documental íntimo el jueves en el Festival de Cine de Sundance en el que revela un pasado trastorno alimenticio, narra su batalla interna para hablar francamente sobre política y dice que su victoria en un caso de abuso sexual en 2017 representó un punto de inflexión dramático en su vida.

“Miss Americana", un documental de Netflix dirigido por Lana Wilson, era una de las películas más anticipadas del año en el festival, y su estreno en el Eccles Center en Park City el día inaugural causó, como se esperaba, frenesí. Afuera del cine, docenas de admiradores de Swift cantaban al unísono.

La cinta, que estará disponible en Netflix a partir del 31, transcurre como un drama sobre el paso a la adultez de una artista que, pese a alcanzar el superestrellato en la adolescencia, se tomó un tiempo para encontrar su voz.

"Miss Americana” captura una evolución en Taylor Swift. “Es hora de quitarme la cinta adhesiva de la boca, para siempre”, dice en el documental.

Swift entró a la sala de cine luego que las luces se apagaron para ver la película y subió después al escenario para una breve sesión de preguntas y respuestas con Lana Wilson. Aunque dijo que era una gran aficionada del séptimo arte, se trataba de una experiencia nueva para ella. Tras recibir una ovación de pie, Swift se volteó hacia Wilson y le dijo: “Nunca he hecho esto antes. ¿Qué hacemos?”

“Miss Americana” incluye muchas escenas íntimas de Swift en su casa o el trabajo. Bebe vino blanco con cubos de hielo y no probó un burrito hasta hace apenas unos años.

Pero el hilo conductor es Swift, que el mes pasado cumplió 30 años, como compositora. En escenas frente al piano o en el estudio, Wilson la captura escribiendo letras y creando melodías con una pasión implacable.

Swift dijo que lo que más le daba nervios de la filmación era compartir su proceso creativo con Wilson. Pero la cineasta se ganó su confianza.