Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El actor Kevin Spacey vuelve a intentar limpiar su nombre tras varios años en los que las acusaciones de acoso y abusos sexuales no han dejado de caer sobre él.

En esta ocasión, su equipo legal ha presentado una serie de nuevos documentos en los que se sostiene que Anthony Rapp, la presunta víctima más mediática de todo este proceso, ni siquiera estaba presente en la fiesta en la que, hace 34 años, se habrían producido los hechos denunciados.

De forma más concreta, Anthony Rapp, quien tenía 14 años cuando supuestamente Spacey, de 26 años por entonces, lo invitó a una fiesta en su casa, aseguraba en 2017 que el artista había realizado una serie de avances y tocamientos de índole sexual aprovechando que el menor de edad se encontraba ebrio y descansando en un dormitorio de la vivienda.

Sin embargo, los abogados del protagonista de American Beauty exponen ahora que el joven no fue invitado a la celebración y que ni siquiera mantenía una relación estrecha con el acusado.

"El defendido admite que se encontraba entre el público durante una representación de Precious Sons, en cuyo reparto se encontraba el denunciante, a finales de los 80, y también que interactuó brevemente pero en varias ocasiones con él a partir de ese momento, pero esas interacciones fueron limitadas y periféricas. El defendido niega haber invitado a Rapp a una fiesta en su casa, niega que este se encontrara en una supuesta fiesta en su casa y niega que cualquiera de los incidentes o delitos que ha difundido el denunciante ocurrieran", dice una parte del texto facilitado al juez y al que ha tenido acceso la revista OK!