Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- “Nuevo orden”, la nueva cinta de Michel Franco galardonada en Venecia, ha dado mucho de qué hablar en México previo a su estreno, y no precisamente por sus logros.

Desde que se publicó su tráiler a principios de octubre para promover su estreno de este jueves, la película ha sido criticada en redes sociales como clasista y racista por mostrar una reunión de personas ricas irrumpida por asaltantes de clase baja.

En una entrevista con The Associated Press, el director defendió su filme ganador del León de Plata del jurado y el Leoncino d’Oro del jurado joven en Venecia y pidió al público mexicano que no se deje llevar por el avance.

“No tengo ese conflicto del profeta en su propia tierra para nada”, dijo Franco en una videollamada reciente en la Ciudad de México. “Yo filmo en México, vivo en México y me encanta”.

En una conferencia de prensa, Franco dijo que el término “whitexican” (mexicanos blancos, ricos y pretenciosos) era racista, lo cual avivó las llamas todavía más. Pero en la entrevista, explicó que la idea del filme surgió precisamente hace cinco años para denunciar la desigualdad y la corrupción que podrían generar un estallido social en México y que también están llevando a desestabilizar otros países, como Chile y Francia.

“No podemos ignorar que hay millones de personas sin las necesidades básicas cubiertas, sin los privilegios que tiene la clase alta que vive en una burbuja y que suele ser bastante egoísta, que no le interesa lo que le pasa a esa gran mayoría”, dijo. “También es un país con mucha corrupción y la mezcla de estos elementos en mi distopía es una bomba que explota”.