Foto: La Jornada
Foto: La Jornada
Tags:

JAPÓN.- Las autoridades japonesas anunciaron hoy un primer plan de medidas para evitar infecciones de coronavirus durante los próximos Juegos Olímpicos de Tokio que implican test periódicos para los atletas cada cuatro o cinco días.

Las medidas fueron difundidas a los periodistas tras una reunión de un panel de coordinación entre el Gobierno de Japón y los responsables olímpicos de Tokio 2020 que ha venido analizando el tema desde septiembre pasado.

De acuerdo con lo anunciado, se mantendrá la necesidad de que cada visitante que llegue al país, sea atleta o espectador, se realice un test sobre posible infección de coronavirus 72 horas antes de emprender el vuelo y también otro al llegar al aeropuerto nipón.

Pero no será necesario que mantenga una cuarentena de dos semanas, como viene sucediendo ahora aun si el resultado de PCR es negativo, y deja pendiente definir una política en cuanto al uso de vacunas cuando estén disponibles.

Las autoridades requerirán que cada visitante baje en su teléfono móvil una aplicación de control de infectados para que se le notifique si ha tenido contacto con alguna persona que haya sido infectada.

En principio, los atletas que participen en las competiciones olímpicas serán sometidos a test cada 96 o 120 horas, aun si el resultado es negativo.

Habrá otros test para los atletas cuando lleguen a la Villa Olímpica, a alguna de las sedes y antes y después de que participen en las competiciones deportivas, aunque no presenten síntomas de covid-19.

En caso de que un atleta dé positivo en covid-19, se le practicará un test inmediatamente para confirmar que no es un falso positivo, como ocurrió con el japonés Kohei Uchimura cuando participó en una competición internacional de gimnasia en Tokio el mes pasado.

El número previsto de deportistas participantes en los Juegos ronda los 11,000.

Los JJ.OO. de Tokio 2020 debían haber comenzado el 24 de julio pasado, pero la fecha fue aplazada hasta el 23 de julio de 2021 debido a la expansión de la pandemia de coronavirus.

Se espera que antes de que termine el año se complete la primera edición del manual de medidas que se utilizarán para cada competición olímpica y el programa final quedará definido en junio próximo.

Clave para definir este tema será el programa de competiciones de prueba que se llevarán a cabo en los próximos meses, unos test olímpicos que ya habían comenzado antes de que en marzo pasado se decidiera el aplazamiento de los Juegos.

Entre los temas pendientes de definir se encuentra el del número de espectadores que se permitirán en las sedes olímpicas, algo que quedará definido en los próximos meses.

Para asistir a los próximos JJ.OO. ya se han venido cerca de 4.5 millones de entradas, de las cuales un millón han sido para visitantes extranjeros. Queda por ver cuántos de esos extranjeros cancelarán finalmente su desplazamiento a Tokio.

Para los espectadores extranjeros se anunciaron también medidas previas parecidas a las que se exigirán a los atletas, así como un seguimiento posterior una vez estén en Japón para conocer sus actividades y condición de salud.

"Es difícil tener en cuarentena (a los visitantes) durante catorce días y prohibir el uso de transporte público", por lo que se tomarán medidas alternativas, dice el documento con las conclusiones entregado a los periodistas.

A diferencia de los atletas, que serán sometidos a pruebas periódicas, a los espectadores no se les requerirá nada más que antes de llegar a Japón y al entrar al país, aunque sí habrá una monitorización permanente.

Entre las disposiciones aplicadas para los espectadores está no acercarse a los atletas a menos de dos metros.