FOTO: AP
FOTO: AP
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Académicos, periodistas y abogados de la Primera Enmienda se han sumado a investigadores de la Universidad de Nueva York en una disputa con Facebook que exigió a estos últimos dejen de compilar información que muestra a quiénes se están enviando anuncios políticos en forma específica en la red social dominante en el mundo.

Los investigadores aseguran que la disputada herramienta es vital para comprender cómo Facebook es utilizada como canal para la desinformación y la manipulación.

En una carta con fecha del 16 de octubre y dirigida a los investigadores, una ejecutiva de Facebook exigió que se inhabilite una conexión a los buscadores de Chrome y Firefox utilizada por 6.500 voluntarios en Estados Unidos y que eliminen la información obtenida. La conexión permite a los investigadores ver los anuncios mostrados a cada voluntario; Facebook permite a los anunciantes elaborar anuncios basados en una demografía determinada que va más allá de la raza, edad, género y preferencia política.

La ejecutiva, Allison Hendris, dijo que la herramienta infringe las normas de Facebook que prohíben la compilación automatizada de información a granel del sitio. Hendrix amenazó en su carta con “adoptar medidas adicionales” si la herramienta no es desactivada para el 30 de noviembre.

Un portavoz de la compañía, Joe Osborne, dijo el viernes en un comunicado enviado por correo electrónico que Facebook informó a la UNY hace meses que “continuar con el proyecto para obtener información de los usuarios de Facebook infringe nuestras condiciones”.

La compañía afirma desde hace tiempo que proteger la privacidad de los usuarios es su principal interés, aunque los investigadores de la UNY aseguran que su herramienta está programada para que la información compilada de los participantes voluntarios sea anónima.