AP Foto/Eugene Hoshiko, Archivo
AP Foto/Eugene Hoshiko, Archivo
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Toyota anunció que revisará en sus talleres 1,5 millones de vehículos en Estados Unidos para arreglarles las bombas del combustible, que pueden fallar y hacer que el motor deje de funcionar. La medida se suma a otras de su tipo emitidas por la empresa este año.

La compañía dijo que el llamado más reciente a revisión eleva el total a 5,8 millones de vehículos Toyota y Lexus que necesitan reparaciones a nivel mundial.

El aviso de revisión afecta a más de 40 tipos de vehículos en Estados Unidos que se remontan a unidades modelo 2013 y abarca gran parte de los modelos Toyota y Lexus.

Toyota dijo el miércoles en un comunicado que las bombas de combustible pueden dejar de funcionar repentinamente y hacer que se paren los motores de sus vehículos. Es posible que los conductores no puedan reencenderlos en ese momento, por lo que si el motor deja de funcionar a alta velocidad, puede aumentar el riesgo de un accidente. Toyota no informó si el problema ha causado accidentes o lesionados.

Los concesionarios de Toyota y Lexus reemplazarán las bombas de combustible sin costo para el consumidor.

Toyota emitió en enero su primer aviso de reparación este año y afectó a unos 700.000 vehículos. Otro retiro de mercado abarcó a 1,2 millones de unidades en marzo. La compañía dijo que no pidió la devolución de todos los vehículos en una sola vez porque daba seguimiento a información e investigaba si el alcance de los llamados a reparación originales presentaría el mismo problema.