INGLATERRA.- Hay un estante encima del televisor de su casa en un exclusive barrio del noroeste de Inglaterra donde Sergio Agüero exhibe los balones --firmados por todos sus compañeros-- de los partidos del Manchester City en los que anotó tres goles.

Probablemente deba colocar otro estante pronto.

El argentino ya suma 16 “hat tricks” desde que llegó al fútbol inglés en el 2011 para lograr estadísticas que pocos pueden igualar.

El autor del gol más famoso en los 28 años de historia de la Liga Premier --un bombazo a los 93 minutos que le dio al City el título del 2012-- es ahora el extranjero que más dianas lleva anotadas tras marcar otras tres en la victoria 6-1 del City sobre Aston Villa del domingo. Suma ahora 177 goles y superó a Thierry Henry, que encabezaba la tabla de cañoneros extranjeros.

Agüero, con su cabello teñido de rubio, barba oscura y una gran sonrisa, tenía la pelota del partido en su brazo izquierdo cuando abandonó la cancha de juego del Villa Park. Otro equipo había sufrido en carne propia sus condiciones de definidor letal, que a los 31 años ya puede ser considerado una “leyenda”, según su técnico.

“Morirá anotando goles”, dijo el timonel del City Pep Guardiola.

El argentino lleva casi diez años en el City, algo inusual para un jugador, sobre todo extranjero.

Alejado del hervidero que es Londres, Agüero lleva una vida tranquila y pasa casi inadvertido en el suburbio de Hale, en Cheshire, a escasa distancia del estadio Eithad del City.