Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

ESPAÑA.- El árbitro Mark Clattenburg reconoció que él y su equipo se equivocaron al validar el gol de Sergio Ramos en la final de la Champions League de 2016, que conquistó el cuadro merengue en penales sobre el Atlético.

En esa final, el Real Madrid se puso 1-0 en la primera parte, pero el gol fue en fuera de juego por muy poco. Nos dimos cuenta en el descanso. Era una acción difícil y mi asistente falló”, señaló al diario Daily Mail.

El error le sirvió para “silenciar” a Pepe.

Cuando el portugués derribó a Fernando Torres en el área, el nazareno marcó la pena máxima, lo que provocó inmediatamente la reacción del jugador merengue, a lo que respondió con un:

“’Vuestro primer gol no debería haber subido al marcador’ y se calló. La gente pensará que es raro, porque dos errores no hacen un acierto. Los árbitros no pensamos así, pero los jugadores sí. Sabía que si le decía eso aceptaría la situación. No era nada divertido arbitrarle, tenías que estar vigilando constantemente”, indicó el inglés.

El silbante reconoció que Pepe fue uno de los jugadores que más trabajo le costó vigilar.

En el partido, el luso fingió varias faltas para ver si picaba el anzuelo y expulsaba a uno de os jugadores colchoneros.

“Pepe estaba rodando por el suelo, actuando. Lo intentó dos veces para ver si expulsaba a algún jugador del Atlético. Otro árbitro hubiera picado, pero yo había hecho los deberes”, mencionó.

ald