ITALIA.- La multa impuesta por el Napoli a sus jugadores por abandonar un campamento de entrenamiento en media temporada está siendo impugnada por el sindicato mundial de futbolistas FIFPro.

Los jugadores fueron convocados a las prácticas por el presidente del club, Aurelio De Laurentiis, tras el empate de 1-1 en casa ante Salzburgo en un duelo por la Liga de Campeones hace un mes.

“La intención del Napoli de retener el salario de los jugadores carece de bases válidas y está siendo impugnada colectivamente”, informó el sindicato a través de un comunicado emitido el fin de semana. “FIFPRO considera que la decisión ad hoc del Napoli de impedir que los jugadores fueran a sus hogares y se reunieran con sus familias fue injustificada.

“Al igual que cualquier oro empleado, los futbolistas profesionales tienen el derecho a que se garantice que su vida privada sea respetada, especialmente considerando un calendario de partidos de antemano apretado por el que muchos jugadores se encuentran fuera de casa por largos periodos”, añadió FIFPro.

De Laurentiis impuso multas a los jugadores de hasta 50% de sus salarios de octubre, y de acuerdo con los reportes el capitán Lorenzo Insigne fue quien más pagó, 350.000 euros (cerca de 400.000 dólares), seguido por el mediocampista brasileño Allan con 150.000 euros (165.000 dólares).