Tags:

NUEVO LEÓN.- El debut del Monterrey en casa se lució con el platillo y manteles largos al recibir al América en el coloso de la colonia del la Pastora.

El escenario estaba puesto señalado para que fuera el partidario de la jornada con el encuentro Rayados vs Águilas, donde se pudo apreciar un primer tiempo con mucha Intensidad a la ofensiva de albiazul sobre los azulcremas.

Tanto fue la perseverancia azul y blanca que al minuto 33 un servicio de Ponchito González en la portería norte con ataque Rayado, la pelota fue desviado con el tórax y mano izquierda del defensa del América Ramon Juárez, quien con su número 192 en la espalda fue visto por el árbitro central Jorge Antonio Pérez Duran como infractor de la falta con la pena máxima en el área.

De inmediato surgieron las impotencias de Estratega Solari quien consideró que no era penal marcado en contra para su equipo el América.

Sin embargo la falta ya estaba silbada y el balón ya puesto desde el manchón penal, y fue cuando el argentino Rogelio Funes Morí tomó una vez más la iniciativa como en la la jornada uno de ser el encargado de cobrar la pena máxima.

De inmediato Memo Ochoa quizo intimidar al ariete Rayado quien no se dejó y seriamente callado y formal con el perfil derecho y con potencia por el centro marco el gol al minuto 35 que le dio la ventaja definitivamente al Monterrey frente a las Águilas.

La segunda parte quizo mostrar empuje del América, sin embargo quedó solo intención y lucha caída, y el tropiezo final azulcrema fue cuando Sebastian Cordoba puso el clavo el ataúd a la derrota cuando cometió una grave falta en medio campo al jugador del Monterrey Celso Otiz, la interpretación arbitral fue de tarjeta roja directa, dejando con diez hombres a la escuadra capitalina .

El susto más intenso del América para el Monterrey fue al minuto 95 cuando un servicio al área americanista amenazó al guardameta Rayado Hugo Gonzáles, pero el intento de remate de Nicolás Benedetti quedó en eso, silbando el arbitra central en final del encuentro con el uno a acero a favor de los Rayados.