Tags:

HIDALGO.- Familiares de las víctimas que fallecieron por la explosión del ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, aseguran que las autoridades de los tres órdenes de gobierno les ofrecieron apoyos para sus familias que nunca se entregaron.

“No, no nos han dado nada, ahora sí que sólo nos dieron al principio 15 mil pesos que fue el apoyo del traslado de nuestros familiares desde Pachuca hasta acá, pero de ahí en fuera no nos dieron nada, nos olvidaron”, señaló Angélica Bernabé Estrada, esposa de José Hidalgo Sánchez, quien murió en el lugar.

Angélica, quien hace seis meses dio a luz al hijo de José, narró a La Razón que al principio sí hubo un acercamiento, pero al paso de los meses comenzaron a irse y a olvidarse del tema hasta que desaparecieron por completo: “el sepelio lo pagamos nosotros y fueron arriba de 10 mil pesos, nadie nos apoyó, puras buenas intenciones nada más”.

Lorena Mendoza Herrera es otra de las afectadas que han padecido la falta de apoyos. Su esposo, César Uriel Peña, nunca fue encontrado. La viuda dijo que las autoridades prometieron becas para los menores y un apoyo de 30 mil pesos para las viudas, además de una indemnización de 100 mil pesos, pero sólo recibieron 15 mil pesos. “Los 15 mil que nos dieron se gastaron en los funerales y el negocio que teníamos en conjunto se acabó”.

A un año de la explosión que el 18 de enero de 2019 cimbró a esta población hidalguense, las condiciones en el lugar cambiaron por completo, ya que cada familiar recuerda la fecha como si “hubiera pasado ayer”, puesto que el dolor no se ha terminado y un año no ha sido suficiente para olvidar el tema ni a sus familiares.

Acá las fiestas patronales fueron muy tristes porque no se festejaron igual. La plaza ya no fue la misma, sí hubo un cambio muy radical y la feria estuvo sola y sin gente, nuestra fiesta de San Antonio de Asís fue triste y ya no se festejó igual”,
Isidro Esquivel, familiar de Porfirio Hernández Chávez, desaparecido en el lugar

Además, dijo que durante un año han realizado trámites para seguros y apoyos que no han tenido buenos resultados, ya que a la fecha la situación es igual y nadie se ha acercado a darles ayuda, sólo algunas personas del Gobierno que han ido a su casa hace unos meses, pero después dejaron de hacerlo y el asunto se terminó.

Finalmente, María del Rocío Jiménez, esposa de José Manuel Hernández Ángeles, señaló que el gobierno municipal de Pachuca, le entregó una tarjeta con mil 800 pesos y en diciembre pasado los citaron en el municipio de Tlaxcoapan donde está la supervisión de primarias, para entregar, una vez más, documentos; por ello, hace unos días le llegaron 300 pesos de apoyo, nada más.

“Nos olvidaron, incluso nos dijeron que ya no pagaríamos cuotas en las escuelas, pero nada más fue de compromiso por la noticia, pero apenas se terminó todo, se fueron y nos dejaron solos. Sólo queremos que nos cumplan lo que prometieron, somos esposas que quedamos con hijos y apenas conseguimos para comer”, destacó.

A pesar del dolor de los familiares, las cuestiones legales continúan entre las personas de Tlahuelilpan, aparte de que exigen a las autoridades entregar los recursos para que puedan sobrellevar vivir en un poblado olvidado por las autoridades.