AP Foto/Andrew Harnik
AP Foto/Andrew Harnik

ESTADOS UNIDOS.- El revuelo en internet comenzó incluso antes de que empezara el miércoles la audiencia sobre juicio político.

Momentos antes de que el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes Adam Schiff recibiera a los testigos de la primera audiencia pública de la pesquisa, el presidente Donald Trump se dirigió a Twitter para restar importancia a lo que calificó de “Nuevo Engaño. Mismo Pantano”.

Asesores que trabajaron en el gobierno de Barack Obama y que ahora tienen sus podcasts, analizaron a detalle las audiencias en tiempo real. Sus conversaciones de Slack, una plataforma de mensajes instantáneos popular en lugares de trabajo, las transmitían simultáneamente en YouTube para miles de izquierdistas.

Y seguidores de ambos partidos utilizaron Twitter para debatir la importancia de la revelación de William Taylor, un alto diplomático en Ucrania, de que uno de sus asistentes escuchó una conversación telefónica en la que Trump mencionó “las investigaciones”.

Así transcurrió la conversación nacional en torno a las primeras audiencias de un juicio político presidencial en la era del hiperpartidismo y las redes sociales.