Tags:

ESTADOS UNIDOS.- En un golpe significativo para la distintiva política migratoria del presidente Donald Trump, una corte federal de apelaciones falló el viernes que el gobierno ya no puede hacer que las personas que solicitan asilo esperen en México mientras se tramitan sus casos en los tribunales migratorios de Estados Unidos.

La misma corte, con sede en San Francisco, decidió mantener en suspenso otro cambio importante, uno que niega asilo a todos los que ingresan a Estados Unidos sin autorización desde México.

Los dos golpes al gobierno de Trump podrían ser temporales si apela ante la Corte Suprema federal, que consistentemente ha fallado a favor del presidente en cuanto a políticas de inmigración y seguridad fronteriza.

El programa “Permanecer en México”, llamado oficialmente “Protocolos de Protección a Migrantes”, entró en vigor en enero de 2019 en San Diego y gradualmente se ha extendido a lo largo de la frontera. Casi 60.000 personas han sido regresadas para que aguarden una audiencia, y las autoridades creen que es una razón de peso por la que los cruces fronterizos ilegales disminuyeron aproximadamente 80% en comparación con los detectados en mayo, cuando registraron su nivel máximo en 13 años.

Los activistas y los abogados de inmigrantes, que llevan meses forcejeando con el gobierno por un programa que consideran un desastre humanitario que somete a cientos de migrantes a la violencia, secuestros y extorsiones en ciudades fronterizas peligrosas en México, reaccionaron rápidamente a la decisión. Cientos más han estado viviendo en campamentos miserables justo al otro lado de la frontera mientras aguardan su fecha para comparecer ante la corte.