Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los padres de una mujer que murió baleada por un inmigrante que no fue detenido para ser deportado no pueden demandar a San Francisco por negligencia por la muerte de su hija, según falló una corte federal de apelaciones.

El panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del 9no Circuito rechazó unánimemente restaurar una demanda que los padres de Kate Steinle entablaron contra San Francisco y su exjefe de policía, Ross Mirkarimi, en julio de 2015 por el homicidio perpetrado por José Inez García Zárate, un ciudadano mexicano.

El incidente se convirtió en un tema de campaña en varias contiendas locales y a nivel nacional en el país. En varias ocasiones, el presidente Donald Trump hizo referencia al tema durante su campaña de 2016 para apuntalar su argumento de implementar políticas de inmigración más severas y su oposición a las llamadas ciudades santuario que limitan la cooperación con las autoridades inmigratorias.

Mirkarimi dejó a García Zarate en libertad tres meses antes del incidente, aunque funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas habían pedido que se les informara de su fecha de liberación y lo detuvieran hasta que pudieran recogerlo para proceso de deportación. García Zarate ya había sido deportado cinco veces.

Un correo electrónico dirigido al abogado de la familia Steinle, Frank Pitre, no ha sido respondido.