Tags:

CHINA.- Los casos nuevos de coronavirus se han reducido drásticamente en China, y las autoridades están dirigiendo ahora su atención a la posibilidad de que el virus pueda propagarse a través de alimentos importados de países como Ecuador.

Tales preocupaciones han aumentado desde un brote en junio en Beijing, que estuvo vinculado al mercado mayorista más grande de la ciudad. Se han intensificado las pruebas en los alimentos procedentes de otros países.

Los funcionarios de aduanas dijeron el viernes que detuvieron las importaciones de tres productores de camarones ecuatorianos después de que las pruebas mostraron que el virus estaba presente en los envíos más recientes.

Las autoridades dicen que el coronavirus se detectó en el embalaje exterior de los envíos el 3 de julio. El embalaje interno y los camarones dieron negativo. Se ordenó la devolución o destrucción de los productos de las tres compañías recibidas después del 12 de marzo.

En otros países de Asia y el Pacífico:

— Corea del Sur reportó 35 casos nuevos de coronavirus, lo que elevó su número a 13.373 infectados y 288 muertes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur dijeron el sábado que 13 de los nuevos casos provenían del área de Seúl, densamente poblada y que ha estado en el centro de un rebrote del virus desde fines de mayo. También se informaron infecciones en otras ciudades importantes como Daejeon y Gwangju, vinculadas a lugares como iglesias, un templo budista, hogares de ancianos y un sauna. Quince de los nuevos casos estaban vinculados a llegadas internacionales.

— En Australia, el estado de Victoria recibió buenas noticias el sábado, cuando los funcionarios de salud informaron 216 casos nuevos de COVID-19 en las últimas 24 horas, por debajo del récord de 288 del día anterior.

El primer ministro de Victoria, Daniel Andrews, dijo que un hombre de unos 90 años murió durante la noche, mientras que 49 permanecieron hospitalizados, incluidos 15 en cuidados intensivos. Advirtió que habrá días más difíciles por delante, al afirmar: “Veremos más y más casos adicionales, así es la naturaleza de esto”.

Victoria ha registrado 3.560 casos confirmados y Australia en general ha tenido más de 9.000, con 107 muertes.