FOTO: AP
FOTO: AP
Tags:

EL SALVADOR.- El Salvador enfrenta una situación crítica por la alarmante expansión del coronavirus que ha puesto en jaque el sistema de salud público, mientras continúa el debate entre los políticos sobre si se necesita una nueva cuarentena para aplanar la curva de contagios.

Los hospitales están a punto de colapsar, ya casi no se encuentran camas libres para atender a las víctimas del mortal virus en el país centroamericano, advirtieron autoridades hospitalarias.

“Tenemos pacientes que pasan un día esperando una camilla en la unidad de salud”, dijo el sábado a The Associated Press la doctora Laura Miranda, quien dirige el nuevo Hospital El Salvador construido para atender a pacientes con la enfermedad.

El gobierno inauguró la primera fase del hospital que cuenta con todo el equipo médico y tecnología de punta —105 camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 285 camas de cuidados intermedios— para atender a enfermos con COVID-19.

Se espera que en la próxima semana se habilite la segunda fase del hospital, con otras 400 camas de cuidados intensivos y en las primeras semanas de agosto se concluya la última fase. El hospital contará con 1.000 camas de UCI y otras 1.000 adicionales.

Mirada explicó que el nuevo hospital solo atiende pacientes referidos, en estado grave o crítico. “Sabíamos que no teníamos capacidad en el resto de hospital de la red pública para atenderlos”, aseguró.

Refirió que el sistema de salud público de El Salvador estaba “totalmente deteriorado, con solo 24 camas UCI funcionales en todo el país”.

Desde que se inauguró la primera fase del hospital COVID, el 21 de junio, las 105 camas UCI se mantienen ocupadas, según informó Miranda. “Hemos atendido ya 300 pacientes, algunos ya han sido dados de alta, otros lastimosamente han fallecido y otros continúan ingresados”, señaló.