Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Gran parte de la isla caribeña de Barbados suspendió las actividades el lunes mientras la tormenta tropical Dorian se acercaba a la región y se fortalecía, amenazando con convertirse en un pequeño huracán que, según los meteorólogos, podría afectar Puerto Rico y países vecinosen los próximos días.

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, ordenó suspender las clases y cerrar las oficinas gubernamentales a lo largo y ancho de la isla, y también pidió a la gente permanecer en interiores.

"Cuando estás muerto, estás muerto”, dijo durante un discurso televisado el domingo por la noche.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emitió una alerta de tormenta tropical para Barbados, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas.

También emitió el aviso para Dominica, Martinica, Granada, Saba y San Eustaquio.

La cuarta tormenta tropical de la temporada de huracanes del océano Atlántico se ubicaba a 330 kilómetros al este-sureste de Barbados el lunes por la mañana. Se movía a una velocidad de 23 kilómetros por hora (y tenía vientos máximos sostenidos de 85 km/h).