Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Un juez repitió el martes las palabras soeces que el presidente Donald Trump utilizó para describir a algunos países de África, y cuestionó los motivos de su gobierno para poner fin a un programa que permite que inmigrantes de Sudán, Nicaragua, Haití y El Salvador vivan y trabajen de forma legal en Estados Unidos.

Durante una audiencia respecto a una demanda que busca restituir el programa, el juez Edward Chen también refirió un memorándum que, dijo, indicaba que la decisión de terminar con el programa fue motivada por la política del gobierno de poner a “Estados Unidos Primero”. Pidió a un abogado del Departamento de Justicia que respondiera a las acusaciones de los demandantes de que dicha política estaba dirigida a excluir a los inmigrantes que no son blancos.

Chen decidirá si emite una orden preliminar para bloquear la decisión del gobierno de poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) para los ciudadanos de las cuatro naciones mencionadas. No indicó cuándo emitiría el fallo.

El TPS se otorga a países devastados por desastres naturales o guerras. Permite que los ciudadanos de aquellos países vivan en Estados Unidos hasta que mejore la situación en su tierra natal.

La querella alega que la decisión del gobierno estuvo motivada por cuestiones racistas y pone como ejemplo la referencia soez de Trump para los países de África realizada durante una reunión sobre inmigración en la Casa Blanca en enero.

“Tenemos declaraciones discriminatorias descaradas provenientes de la persona más poderosa del gobierno”, dijo Ahilan Arulanantham, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles del sur de California, en la audiencia. Arulanantham representa a los demandantes.