Tags:

AUSTRALIA.- Darren Silverman, dueño de un café, detuvo su vehículo y lloró al escuchar la noticia por la radio: Melbourne ponía fin casi total a su cuarentena después de 111 días.

Silverman hacía una entrega a domicilio cuando se anunció el relajamiento de las restricciones en la segunda ciudad más grande de Australia. Se sintió abrumado por la emoción y la sensación de alivio.

“La dificultad de la travesía, cuando uno ha dedicado 30 años de su vida a algo que repentinamente le quitan sin perspectivas de devolverlo aunque no es culpa de uno... creo que se justifica que me detuve y lloré un poco a solas”, afirmó.

Según el gobierno del estado de Victoria, los cambios en la cuarentena permitirán la reapertura de 6.200 tiendas minoristas, 5.800 cafés y restaurantes, 10.000 salones de belleza y 800 bares, lo que afecta 180.000 empleos.