Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los temores de posibles contagios de coronavirus procedente de Arizona —que registra un alto índice de infecciones— y políticas locales al sur de la frontera de Estados Unidos provocaron que los vacacionistas estadounidenses fueran rechazados en México cuando se dirigían al popular destino turístico de Puerto Peñasco con motivo del fin de semana largo del 4 de Julio.

La disputa estalló el fin de semana y continuaba el martes en la pequeña comunidad mexicana de Sonoyta, al sur de Lukeville, Arizona, en medio de un contexto de política internacional, rivalidades y resentimientos locales, y crecientes temores a una propagación del virus a lo largo de la frontera de 3.218 kilómetros (2.000 millas).

“La verdad es que los turistas estadounidenses no están viajando”, dijo Carlos Jacquez, del grupo de protesta Sonoyta Unidos, que el sábado cerró brevemente todo el tránsito hacia el sur, en dirección a Puerto Peñasco, una ciudad costera en el mar de Cortés conocida en inglés como Rocky Point.

El periodista local de Sonoyta, Juan Manuel Navarro, dijo el martes que los manifestantes cortaron la carretera hacia el sur en un retén oficial de control sanitario y continúan rechazando a los estadounidenses que creen que no realizan viajes esenciales.

Jacquez dijo el lunes en una entrevista videograbada que está permitido el paso a los mexicanos y estadounidenses que puedan demostrar que su viajes e por asuntos esenciales como trabajar o hacer negocios.