Tags:

VENEZUELA.- Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, agradeció a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Ejecutivo Federal, por dar asilo a Evo Morales, ahora exmandatario de Bolivia, tras dejar la nación sudamericana, y agregó: ‘México es digno’.

El venezolano agradeció la hospitalidad de López Obrador por salvaguardar la vida del boliviano que abandonó su país tras una recomendación del Ejército nacional de dejar su puesto. Evo Morales ganó por cuarta ocasión consecutiva el derecho de sentarse en la Silla Presidencial; no obstante, diversos grupos argumentaron que este triunfo fue producto de un fraude electoral.

Maduro resaltó que ya había movilizaciones, a las que describió como ‘nazis fascistas paramilitares’ que tenían la consigna de matar a Evo Morales.

Gracias al presidente López Obrador que ha salvado la vida de Evo Morales. Ya habían dado la orden un grupo de nazi-fascistas militares de buscar a Evo y matar a Evo… Hay que agradecer al presidente López Obrador, al canciller Mauricio Ebrard (sic), al pueblo de México el recibimiento de nuestro hermano Evo Morales, toda la operación aérea, durante todo el día de ayer y parte del día de hoy se hizo, a las fuerzas militares y la fuerza aérea de México",
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Asimismo, resaltó que entabló una conversación telefónica con el boliviano, y aseguró que el exdirigente izquierdista envió un saludo a su nación hermana, Venezuela; detalló que estaba bien y que volverá a su país de origen con más fuerza.

El extitular de la nación sudamericana arribó al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) este martes después de su traslado en una aeronave proporcionada por la Fuerza Aérea de la tierra azteca, tras la propuesta del Gobierno mexicano para brindarle asilo político.

Evo Morales reconoció que se vio forzado a renunciar debido a estos movimientos; recordó que incluso, un agente de su equipo de seguridad recibió la oferta de 50 mil dólares a cambio de entregar al líder boliviano.

Anteriormente, Nicolás Maduro señaló que el golpe de Estado en Bolivia es un acto condenable en contra del dirigente; de hecho, resaltó que tras su victoria anunciada hace menos de un mes, hubo diversas protestas que exigían la salida de Morales del puesto.