Tags:

ALEMANIA.- La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, se perdió la apertura de la Cumbre del G20 en Buenos Aires, por una avería en su avión oficial.

Este viernes se supo que la canciller Merkel no llegará a tiempo para participar en la apertura de la Cumbre del G20 en Buenos Aires, debido a un defecto en el avión oficial “Konrad Adenauer” que la llevaría hacia Argentina.

“Después de lo ocurrido sólo puedo decir que se trató de una averia grave”, dijo la canciller federal.

Los pilotos tuvieron que hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Colonia-Bonn para verificar la máquina y esperar otro avión para volar hacia Buenos Aires.

A las 9:00 de la mañana hora local voló desde Colonia hasta Madrid en un avión de la Fuerza Aérea. Desde allí, seguirá su ruta hasta Buenos Aires abordo de un avión de línea, donde llegará a las 17:55 hora local.

La falla fue más seria de lo que se sospechó en un inicio. Una hora después de despegar de Berlín, todo el sistema de comunicación con tierra falló en el Air Force A340 (Airbus) de la canciller.

En aviación, este tipo de avería se considera peligrosa, por este motivo los pilotos decidieron interrumpir la ruta y hacer un aterrizaje de emergencia. Cuando se dieron cuenta de la avería, se encontraban en espacio aéreo holandés, la comunicación sólo fue posible mediante un teléfono satélite, con el cual se coordinaron con el aeropuerto de Colonia-Bonn.

Durante el aterrizaje se creó una nueva situación excepcional, dado que el A340 tuvo que aterrizar en una pista corta porque el aeropuerto está en obras. Por seguridad, un dispositivo de bomberos tuvo que acercarse a la pista como prevención.

Tanto la canciller federal como el presidente alemán cuentan normalmente con un avión de reemplazo para situaciones como ésta. Pero el jet se encontraba en Berlín y no en Colonia en el momento de la avería.

Por este motivo, Merkel perdió algunas horas más, que fueron decisivas para no poder llegar a tiempo a la apertura de la Cumbre del G20 en Argentina. La canciller tuvo que pasar la noche en un hotel de Bonn, ciudad cercana a Colonia, en el oeste del país.