FOTO: AP
FOTO: AP
Tags:

ROMA.- El Papa Francisco reconoció el martirio al que fue sometido el sacerdote italiano, Cosme Spessotto, asesinado en El Salvador en 1980 por los Escuadrones de la Muerte.

Spessotto fue enviado como misionero a San Juan Nonualco, en el Salvador, en 1950. Ahí construyó una iglesia parroquial, talleres para que los niños aprendieran un oficio y una escuela parroquial para las clases de primaria, según la biografía que escribió el Vaticano.

Fue asesinado el 14 de junio de 1980 luego de ser amenazado de muerte por parte de militares y grupos paramilitares, debido a su trabajo entre los pobres.

De acuerdo con el Vaticano, Spessotto no realizó trabajo político en el contexto de la guerra interna, sino que trató de mediar entre las partes en conflicto; por ello, las autoridades eclesiásticas señalan que su asesinato estuvo movido por el odio a la fe.

De acuerdo con la Santa Sede, en sus escritos Spessotto decidió perdonar a sus posibles asesinos, luego de recibir amenazas constantes.

"Los superiores le habían sugerido regresar a Italia, pero él, impulsado por la caridad pastoral, quería quedarse en El Salvador para no abandonar al pueblo", señala el Vaticano en un comunicado.

El reconocimiento del martirio es uno de los pasos que el Vaticano emprende cuando desea canonizar a alguna figura religiosa.