Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Sally dejó de ser huracán y se convirtió en tormenta tropical el miércoles, tras tocar tierra en Alabama con fuertes vientos, inundando casas y atrapando a la gente en la marea alta a lo largo de la costa del Golfo de México.

El vórtice del meteoro seguía avanzando tierra adentro —a 5 km/h (3 mph), tan lento como el caminar de una persona—, por lo que podría causar inundaciones peligrosas desde la franja noreste de Florida a Mississippi y hasta zonas más al interior durante los próximos días.

Cuando era huracán tocó tierra a las 4:45 a.m. cerca de Gulf Shores, Alabama, después de golpear durante horas una franja de la costa desde Pensacola Beach, Florida, hasta Dauphin Island, Alabama.

Golpeó las cercanas ciudades de Mobile en Alabama y Pensacola, en Florida, dos urbes cuyas áreas metropolitanas tienen una población combinada de casi 1 millón de personas.

Los funcionarios de emergencia en Alabama y Florida reportaron inundaciones repentinas que anegaron muchos hogares.

Los equipos de emergencia sacaron a varias personas de casas inundadas. En el condado de Escambia, que incluye a Pensacola, más de 40 fueron rescatadas, incluida una familia de cuatro que fue encontrada en un árbol, dijo el jefe de policía local, David Morgan.

La tormenta derribó una grúa de construcción montada en una barcaza, que luego se estrelló contra el puente Three Mile sobre la Bahía de Pensacola, causando el colapso de un tramo de la estructura erigida hace un año, dijeron las autoridades.

Sally también arrancó una sección grande de un muelle de pesca recientemente renovado en el parque Gulf State de Alabama y cortó el suministro eléctrico a más de medio millón de hogares y negocios en toda la región.