Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Donald Trump está retomando un negocio familiar devastado por los cierres y restricciones causados por la pandemia de coronavirus y cuyos ingresos se desplomaron más de 40% en su propiedad de golf en Doral, su hotel en Washington y sus dos centros vacacionales en Escocia.

La información de las finanzas de Trump revelada al tiempo que dejaba la Casa Blanca fue apenas la más reciente mala noticia para su imperio financiero después de que bancos, agencias de bienes raíces y organizaciones de golf rompieron relaciones con su compañía después de que Trump alentó a una turba de seguidores suyos a tomar por asalto al Capitolio en Washington.

La divulgación reveló que la compañía enfrenta una cuantiosa deuda superior a los 300 millones de dólares, gran parte de la cual está obligado a pagar en los próximos cuatro años, y un pequeño punto positivo: Los ingresos en su centro vacacional Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida aumentaron por varios millones de dólares.

Eric Trump, que junto con Donald Trump Jr. ha administrado Trump Organization en los últimos cuatro años, insistió a The Associated Press en una entrevista el jueves que la divulgación financiera no ofrece el panorama completo. Consideró la deuda “insignificante” y el panorama de la compañía brillante, en especial sus centros vacacionales y campos de golf.

“El negocio del golf nunca había sido tan sólido. Recibimos cientos y cientos de nuevos miembros”, afirmó, agregando que las ganancias rondan las “decenas de millones”.

Insinuando la posibilidad de crear nuevas empresas en la era pospresidencial, Eric Trump mencionó posibles acuerdos en los que el nombre de Trump se usaría en un producto o edificio por una cuota, negocio que ha generado anteriormente decenas de millones de dólares.