Por primera vez, el novelista se enfoca completamente en la Guerra Civil española. Foto: Roberto Uriel Torres
Por primera vez, el novelista se enfoca completamente en la Guerra Civil española. Foto: Roberto Uriel Torres
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Si bien, le han comentado que no retrate en sus novelas a un violador o torturador, el escritor y periodista español, Arturo Pérez Reverte, señala que busca mostrar a los lectores “la crueldad de la que somos capaces”.

El autor participó en una rueda de prensa online con medios latinoamericanos para presentar su más reciente libro “Línea de fuego”, en la que estuvo acompañado de Pilar Reyes, directora de Alfaguara.

“He aprendido más de los malos, la maldad tiene tantos matices, tantos ángulos, es tan sorprendentemente rica, tan educativa, el contacto con la maldad enriquece. El mal es muy interesante”, señaló.

“Línea de fuego” salió a librerías el pasado 6 de octubre, y recrea con licencias creativas y ficticias la Batalla del Ebro, el más duro y sangriento episodio de la Guerra Civil española. Se trata del primer libro del escritor enfocado principalmente en este capítulo de la historia de su país.

En ese sentido, se refirió a que es un error juzgar los procesos históricos con ojos del presente, o incluso mostrarlos como un conflicto de buenos y malos. Agregó que él escribe novelas porque le gusta contar historias, no propiamente porque desee cambiar el mundo.

"No sé por qué en los últimos tiempos la literatura tiene que ser moral. Me dicen 'no saque a un torturador o a un violador' pero a mí eso me aburre, no quiero, quiero que mis personajes tengan vida", reflexionó.

“Línea de fuego” salió a librerías el pasado 6 de octubre. Foto: Cortesía
“Línea de fuego” salió a librerías el pasado 6 de octubre. Foto: Cortesía

Algunas de sus novelas han sido llevadas al cine o a las series de televisión, por lo cual dijo que ya hay pláticas para “Línea de fuego”, aunque esto podría ser en uno o dos años.

Indicó que su papel como novelista que se toma licencias creativas es ser puente entre la historia y quienes la estudian rigurosamente, por ello desea que luego de leer su novela, la gente complemente con investigaciones o con alguna película.

"Con la Guerra Civil tengo un problema: no hay ninguna película que me satisfaga mucho, ninguna que sea lo bastante ecuánime. Hay intentos muy nobles y serios de hacer una película rigurosa pero el escritor o director elige un bando y eso se nota. Quizá recomendaría 'La vaquilla', de (Luis García) Berlanga, la más españolamente española de todas, a la espera de que hagan la mía", comentó.