FOTO: Twitter @GermanAmbUK
FOTO: Twitter @GermanAmbUK
Tags:

INGLATERRA.- John Le Carré, cuyo nombre real era David Cornwell, ha fallecido a los 89 años en un hospital de Cornualles, donde tenía su residencia, después de una breve enfermedad, según ha informado en una nota Jonny Geller, presidente de Curtis Brown, la agencia que le representaba en la actualidad.

La vida de Le Carré fue tan apasionante como sus numerosas novelas, en las que combinaba una destreza literaria inmensa para presentar el complicado, enigmático y turbio mundo del espionaje junto con una fortaleza moral que cautivó a millones de lectores de todo el mundo. Comenzó a trabajar para los servicios secretos británicos mientras estudiaba alemán en Suiza, a finales de los años cuarenta.

Fue mientras daba clases en el elitista colegio privado de Eton, cuna del poder conservador en el Reino Unido, cuando le reclutó el Servicio Exterior Británico. Desde una pequeña oficina del MI5 (la agencia de inteligencia interior) en Curzon Street (Londres), David Cornwell captaba, instruía y enseñaba a espías del otro lado del telón de acero atraídos al bando de Occidente. Fue allí cuando comenzó a escribir, bajo el seudónimo de John Le Carré.

Su primera novela, Call for The Dead (Llamada para el Muerto), introducía al protagonista de varias de sus obras más universales: George Smiley. Metódico, inteligente, anodino en su vestimenta y en su fisionomía, su constante batalla contra su rival, enemigo y espejo, el agente soviético Karla.

El actor Alec Guinness fue uno de los que intentó encarnar a Smiley en las adaptaciones cinematográficas de la obra de Le Carré. Gary Oldman fue el último en probar suerte en Tinker, Taylor, Soldier, Spy (El Topo).