Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- De nueva cuenta, el Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México (CJCDMX) determinó suspender a los jueces penales Federico Mosco González y Luis Alejandro Díaz Antonio, investigados en el caso Abril Pérez, asesinada presuntamente por órdenes de su exesposo

El 28 de noviembre de 2019, ambos juzgadores fueron suspendidos e investigados, pero fueron reintegrados el 16 de abril pasado supuestamente para atender las necesidades durante la contingencia sanitaria por el COVID-19.

En un comunicado, el presidente del Consejo de la Judicatura capitalino, Rafael Guerra Álvarez, argumentó que la reintegración fue para no afectar la correcta administración de justicia durante la emergencia sanitaria provocada por el virus SARS CoV2 (COVID-19).

"Si bien el órgano de disciplina del Poder Judicial de la Ciudad de México no ha resuelto si existe algún tipo de responsabilidad administrativa de alguno de estos juzgadores en el denominado caso Abril, sus integrantes dispusieron de nueva cuenta la suspensión, pues al ser figuras públicas, son sujetos al escrutinio de la sociedad por lo que es necesario mantener una buena reputación", indicó.

Por ello, consideró importante mencionar que el expediente administrativo se encuentra sub-judice y que la disposición fue tomada sin prejuzgar la determinación final que se tome.

Sin embargo, explicó que a partir de la reanudación total de actividades en el Poder Judicial de la Ciudad de México, el Consejo de la Judicatura local continuará en la investigación contra los dos servidores públicos.

"La reincorporación como jueces de trámite en Unidades de Gestión Judicial distintas a las que se desempeñaron previamente, obedeció, única y exclusivamente, a la necesidad de contar con el mayor número de juzgadores en materia penal con motivo del Plan de Contingencia adoptado por el Poder Judicial de la Ciudad de México, pues dicha materia quedó exenta de la suspensión de labores decretada por la pandemia de COVID-19 que se enfrenta a nivel internacional", justificó.

El Consejo de la Judicatura capitalino incorporó a nuevos jueces a las unidades de Gestión Judicial 4 y 5 para atender las actividades inherentes a las mismas y de esa forma garantizar la adecuada impartición de justicia durante la crisis sanitaria.