Tags:

ESTADOS UNIDOS.- LeBron James se despertó el martes, tras una siesta, y decidió que era el momento de enviar un mensaje a sus compañeros. Tomó el teléfono y recordó a los Lakers que debían ganar el partido que disputarían horas después.

“Sentí esa vibra. Sentí esa presión”, relató James. “Sentí que, para mí en lo personal, éste era uno de los partidos más importantes de mi carrera”.

Parece que el mensaje de James fue convincente.

James y los Lakers recuperaron el control de esta final de la NBA y están a una victoria de lo que sería el 17mo campeonato en la historia de la franquicia.

Un triple de Davis con 39,5 segundos restantes definió el encuentro. James finalizó con 28 puntos, 12 rebotes y ocho asistencias, y los Lakers se impusieron 102-96 sobre el Heat de Miami en el cuarto partido de la serie.

Con una ventaja de 3-1 en la serie, Los Ángeles podría coronarse el viernes, cuando se reanude la actividad.

Davis se dio un golpe en el pecho para celebrar su enceste clave. LeBron James emitió un grito sonoro.

“Fue una gran jugada en un momento crucial”, comentó James sobre ese triple de su compañero. “No sólo lo fue para A.D., sino para todo nuestro club y nuestra franquicia”.

Los Lakers de Los Ángeles están a punto de conseguir lo que más anhelan: el primer título de la franquicia en 10 años.

Kentavious Caldwell-Pope anotó 15 puntos y Danny Green añadió 10 por los Lakers, que no estuvieron en desventaja durante los últimos 20 minutos del partido. El triple de Davis en el último minuto colocó el marcador en 100-91 para desatar una celebración que Los Ángeles tardó toda la noche en garantizar.

“Se sintió como un partido de una final”, dijo James. “Sentimos que había desesperación en los dos equipos... De eso se trata”.

Jimmy Butler sumó 22 puntos por Miami, mientras que Tyler Herro añadió 21. Duncan Robinson contabilizó 17 y Bam Adebayo logró 15, en el encuentro que marcó su regreso tras perderse dos compromisos por una lesión de cuello.

“Simplemente me encantó ver que nuestros chicos compitieron. Me gustó la forma en que respondieron en la cancha”, dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. “Tuvimos un retroceso de un partido en la serie, hubo momentos de la verdad al final, y la conclusión es que ellos ganaron en esos momentos”.

Es cierto, siempre que Miami amenazó, los Lakers se escaparon.