Foto: Twitter @NFLen280
Foto: Twitter @NFLen280
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los Bills de Buffalo conquistaron el cetro divisional, algo que no habían logrado en un cuarto de siglo, al aplastar el sábado 48-19 a los Broncos de Denver.

El quarterback Josh Allen lanzó para dos anotaciones y logró otro par mediante acarreos. Los Bills se coronaron así en la División Este de la Conferencia Americana.

“Vamos a disfrutar esto en el vuelo de regreso a casa, pero sabemos que el trabajo no está completo todavía”, dijo el defensive end Jerry Hughes, quien al igual que sus compañeros, portaba una gorra gris, conmemorativa del cetro. “Todavía tenemos mucho que lograr”.

Hughes contribuyó con la peor paliza que han propinado los Bills en la campaña, al recuperar un balón suelto y devolverlo 21 yardas hasta las diagonales, apenas 17 segundos después del segundo acarreo de anotación de Allen en el tercer cuarto.

Buffalo (11-3) aseguró así su cuarto triunfo consecutivo. Con ello, terminó oficialmente el reinado de 11 años ejercido por los Patriots de Nueva Inglaterra en la división.

“Es grandioso que hayamos podido lograr esto por primera vez en 25 años”, comentó Allen. “Se siente muy bien ser el quarterback del equipo que lo consiguió. Pero simultáneamente, ésta no es nuestra única meta. Tenemos que hacer esto para tener la oportunidad de lograr lo que realmente queremos, que es una victoria en el Super Bowl”.

Los Broncos, (5-9) quedaron condenados a su cuarta campaña seguida con foja negativa. No habían pasado por una racha tan mala desde que hilaron 10 temporadas perdedoras de 1963 al 72.

Asimismo, se convirtieron en el primer equipo de la historia que ha ganado el Super Bowl y que no se ha clasificado siquiera a los playoffs en los cinco años siguientes.

Allen lanzó para 359 yardas. Completó 11 envíos con Stefon Diggs, para 147 yardas, antes de que el receptor se marchara por una lesión en un pie en el cuarto periodo. Ocho envíos completos tuvieron como destinatario a Cole Beasley, para una ganancia de 112 yardas.