Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

TAMAULIPAS.- La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) todavía no ha dado a conocer su postura entorno a la jugada violenta que protagonizó este domingo el apoyador Jon Bostic, del Washington Football Team, y que le costó una conmoción cerebral al mariscal de campo Andy Dalton, de los Cowboys de Dallas.

Aunque se espera que Bostic no vaya a recibir una suspensión, al no haber intencionalidad, dentro de la liga se ha dado el rechazo a ese tipo de acciones, de ir a bloquear al rival con un choque de cascos.

La acción antideportiva de Bostic, que no fue condenada por sus compañeros, si recibió la crítica del entrenador en jefe del equipo, el puertorriqueño Ron Rivera, quien, personalmente, al concluir el partido, se dirigió al responsable técnico de los Cowboys, Mike McCarthy, y le pidió disculpas, además de decirle que ese no era el estilo de juego que quería para su equipo.

Bostic fue expulsado del partido en el tercer periodo, pero sin que afectase al resultado final que fue favorable a Washington por 25-3.

Dalton, quien hacía su segunda salida en lugar del estelar Dak Prescott, baja por lo que resta de temporada, fue golpeado por Bostic tras deslizarse en el campo con 6:22 minutos por jugarse del tercer periodo.

De acuerdo, a un portavoz de los Cowboys, Dalton se recupera de manera positiva de la conmoción cerebral sufrida.

Sin embargo, McCarthy insistió que el comportamiento de los jugadores de Washington con la manera como reaccionaron a la acción de Bostic no había sido la más constructiva ni positiva en la NFL, donde tanto reivindican los jugadores por defender todo tipo de derechos.