NUEVO LEÓN.- Además de ser la cuna del béisbol en México, Nuevo León alberga a los más grandes representantes del Rey de los deportes y este miércoles “enriqueció” esa historia.

Y es que el Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, hoy instalado a orillas del Paseo Santa Lucía, realizó su primera entronización en su nueva sede, ceremonia a la que asistió el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

El mandatario dio la bienvenida al exligamayorista Fernando Valenzuela, al directivo Cuauhtémoc Rodríguez, al jardinero Daniel Fernández y el jonronero Ricardo Saínz.

Ante ellos, el Mandatario dijo que Nuevo León será su casa eterna, pues sus hazañas quedarán a la posteridad en ese recinto sagrado.

Los asistentes a la ceremonia agradecieron al empresario Alfredo Harp Helú por su patrocinio para el recinto y al Gobernador Jaime Rodríguez Calderón por haber facilitado el terreno para la edificación de este inmueble.