Tags:

NUEVO LEÓN.- El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, rindió su primer informe de gobierno en el que destacó los temas de finanzas sanas, seguridad, recarpeteo y la Tarjeta Regia.

En el segundo período al frente de la administración, el edil recordó que en su primer mandato, que inició en 2015, recibió una ciudad en crisis financiera “con apenas 30 mil pesos en las cuentas bancarias y una deuda consolidada de más de 3 mil 800 millones de pesos”.

Con enormes problemas de inseguridad, la mitad de sus policías sin certificar y tan solo 29 patrullas en funcionamiento; sus calles estaban llenas de baches y lo más grave, la ciudad estaba a la deriva, sin liderazgo y sin una clara visión de futuro”.
Adrián de la Garza, alcalde de Monterrey

De la Garza dijo que Monterrey está mejor a cuatro años del inicio de su gestión.

Nuestra ciudad es otra; hemos podido resolver problemas añejos como la inseguridad, los baches, la crisis de las finanzas municipales y la mala gestión de los servicio públicos”,
Adrián de la Garza, alcalde de Monterrey

Hoy Monterrey, añadió, “está mejor que hace cuatro años; Monterrey es líder nacional en seguridad inteligente; contamos con dos mil cámara de vigilancia, tenemos unos de los C4 mejor equipados del país y una nueva Academia de Policía que pronto estará en funciones”.

De la Garza dijo que Monterrey es el municipio con el mayor ingreso propio del país; “en cuatro años los aumentamos en un 72 por ciento, lo que nos permite ejercer el doble del presupuesto que en el 2015; redujimos la deuda y aumentamos la calificación otorgada por las agencias calificadores internacionales”.

El Alcalde también refirió los avances en el tema de la Tarjeta Regia. “Con la Tarjeta Regia apoyamos la economía de las mujeres regiomontanas que luchan por sacar adelante a sus familias; gobernamos con manos firme pero también con corazón regio”.

De la Garza enfatizó el crecimiento de Monterrey.

Hoy el centro de Monterrey renace con la construcción de nuevas viviendas, oficinas y comercios; Monterrey ha dejado de ser una ciudad chaparra y sucia para convertirse en una metrópoli de rascacielos elevados y modernos”,

Monterrey se transforma en una ciudad del siglo 21, iluminada, limpia y con seguridad inteligente y desarrollo urbano y moderno.

El Alcalde agradeció el apoyo a los regiomontanos que confían en él y a las universidades y organizaciones no gubernamentales que se esfuerzan por hacer de Monterrey una mejor ciudad para todos.