Tags:

NUEVO LEÓN.- A través de redes sociales, usuarios exigen justicia por el crimen de Mónica, la joven embarazada de 22 años, quien fue secuestrada el pasado 1 de junio en el centro de Monterrey para extraerle a su bebé y posteriormente asesinarla.

Con el hashtag #JusticiaParaMónica los cibernautas piden que las autoridades den con todos los involucrados del crimen.

El sábado 27 de junio la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León informó que gracias a las pruebas de ADN se logró identificar el cuerpo de Mónica, que fue encontrado durante la tarde del viernes 26 de junio en una quinta del municipio de Juárez.

La joven, con ocho meses de embarazado, salió el pasado 1 de junio de su domicilio ubicado en la colonia Villas de San Francisco, en Escobedo, con dirección hacia el centro de Monterrey con el objetivo de quedarse a ver con una mujer que por Facebook le ofreció artículos como ropa para su próximo hijo, sin embargo, desde ese entonces ya no regresó a su casa.

Los padres de la mujer denunciaron su extravío a las autoridades, e indicaron que el día de su desaparición vestía una blusa roja, pantalón de mezclilla y huaraches con piedritas.