Foto: Archivo.
Foto: Archivo.
Tags:

NUEVO LEÓN.- Con el propósito de fortalecer el marco jurídico que regula a las pedreras y que éstas paguen derechos al estado, el grupo legislativo del PRI, a través de su coordinador Francisco Cienfuegos, propondrá reformas a la Ley Ambiental y Ley de Hacienda del Estado para actualizar las licencias y refrendos otorgados, con el doble propósito de mejorar la calidad del aire y crear un fondo destinado a regenerar los espacios públicos en los municipios donde operan.

Cienfuegos informó que la reforma contempla un cobro de 9 mil cuotas, equivalentes a 725 mil 400 pesos, por la expedición de la licencia para el aprovechamiento, manejo y transporte de minerales no reservados de la federación, así como un refrendo anual de las mismas de 2 mil cuotas, es decir, 161 mil 200 pesos para las licencias ya otorgadas.

“Se establecerá un plazo de 120 días para que actualicen las mismas y presenten evidencia técnica de que la explotación realizada no ha dañado el ambiente, de lo contrario se les cancelará la licencia”, explicó Cienfuegos.

“Las licencias no podrán otorgarse por más de 5 años y se cobrará por extracción, la cual se medirá de acuerdo al metro cúbico de extracción y por la emisión de partículas contaminantes”, agregó.

Cienfuegos recordó que como parte de la agenda ambiental del GLPRI se busca fortalecer el marco jurídico que “regula” a las pedreras, ya que el Estado simplemente no ha podido poner orden, pese a que lo anunció al inicio de la administración.

“La Ley ya obliga a que se presenten planes que permitan que dichas áreas sean restauradas y compensadas, sin embargo, como ya vimos, nada de esto sucede”, expresó el diputado priísta.