Por lo tanto, también nosotros, que tenemos tan grande nube de testigos a nuestro alrededor, liberémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Hebreos 12:1

Crecí jugando deportes, y he experimentado la diferencia que hace tener a alguien en las gradas animándote, cuando sabes que te están mirando, los escuchas gritar tu nombre, ves sus manos en el aire, pasa algo en el interior. Te hace saltar un poco más alto y correr un poco más rápido. Tienes una mayor determinación porque sabes que alguien te está apoyando.

¡Hoy, tienes una gran multitud en el cielo animándote! Ellos dicen: "¡Puedes hacerlo! ¡Eres un ganador! Eres capaz, fuerte y equipado. ¡Ninguna arma formada contra ti prosperará!

No importa a qué dificultad te enfrentes, siempre tiene la ventaja de jugar en casa, siempre estás rodeado por la voz de la victoria. Deja que eso se hunda en tu corazón hoy. ¡Permítele generar confianza en ti y darte la fuerza que necesitas para seguir avanzando hacia la vida abundante y victoriosa que Él ha preparado para ti!