Revisemos algo que la gente de bien no quiere. Un Presidente Crucificado, o que en nuestra República pueda registrase un Golpe de Estado.

La gente de principios morales, no lo promueve: Su sentido de sobrevivencia los lleva a reconocer que un asunto así, complicaría la existencia de toda una nación, la del pueblo bueno y en este sentido, le doy la razón a Andrés Manuel López Obrador. Somos más los mexicanos que queremos la fiesta en paz y en desarrollo.

Sin embargo, donde se nos atora el análisis es cuando vemos que desde el gabinete de gobierno federal se mandan mensajes cruzados cuya fortaleza recae en los 30 millones de votantes en favor del Movimiento de Regeneración Nacional y por eso de inicio una pregunta. ¿El respaldo popular es suficiente?

Todas las administraciones federales en su primer año son luna de miel abajo, y hoy a pesar del crecimiento históricamente bajo, el amor de la mayoría de los mexicanos es en favor del mandatario y aquí una pregunta 2. ¿Los yerros, las ineficiencias administrativas, las contradicciones, en qué momento van a hacer mella?

1.- Por pronto partamos de la premisa de que el socavón de los gobiernos anteriores -en 9 décadas- es enorme y que por ello, el hartazgo casi todo lo justifica. La petulancia de los últimos gobiernos desde el PRI y el PAN sembraron una semilla que todavía tiene muchos frutos.

2.- Luego, reconozcamos que hoy tenemos una estrategia comunicacional de alta exposición, donde el jefe del ejecutivo -valiente- no mide riesgos y al pretender saber de todo, se mete en territorios que deberían tener respuesta especializada.

3.- Así van ya 11 meses de un gobierno atípico donde lo que sobran son fusibles políticos. Para donde quiera usted voltear, simpre hay asuntos que encender o apagar si se requiere. Algunos, sin dida, encendidos a capricho como es el caso Bartlett, Javidú o Lomelí.

Otros en proceso de ser apagados, como son los temas Collado, Chayo, Lozoya, Yunes y Deschamps, pero que finalmente no terminan de quedar resueltos.

4.- Así llegamos a la tarde del 17 de octubre cuando se arresta y libera a Ovidio Guzman, uno de los hijos del todavía temido Chapo Guzmán. Un desgaste mediativo del que 15 días después todavía no se han podido zafar.

Por un lado, el consenso de analistas recortó a 0.20% su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto para este 2019. De un 0.46% estimado el mes pasado, a una expectativa para 2020 que baja, del 1.38% al 1.20%.

Un descrédito, donde el peso mayor es para las fuerzas castrenses, cuyo interior está dolorido. Ellos mismos no han dudado en expresar su disgusto en voz del general Carlos Gaytán Ochoa.

“¿Quién aquí ignora que el alto mando enfrenta, desde lo institucional, a un grupo de “halcones” que podrían llevar a México al caos y a un verdadero estado fallido?

5.- Y si las cosas estuvieran complicadas, el mismo mandatario le mete leña verde al tema en twitter. “¡Qué equivocados están los conservadores y sus halcones!

Pudieron cometer la felonía de derrocar y asesinar a Madero porque este hombre bueno, Apóstol de la Democracia, no supo, o las circunstancias no se lo permitieron, apoyarse en una base social que lo protegiera y respaldara”.

“Ahora es distinto. Aunque son otras realidades y no debe caerse en la simplicidad de las comparaciones, la transformación que encabezo cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz, que no permitiría otro golpe de Estado”.

“Aquí no hay la más mínima oportunidad para los Huertas, los Francos, los Hitler o los Pinochet. El México de hoy no es tierra fértil para el genocidio ni para canallas que lo imploren”. “Por cierto, les recomiendo leer la fábula de Esopo Las Ranas pidiendo rey”.

Todo en medio de un partido que no termina por cuajar y donde el Presidente finalmente, en su calidad de propietario absoluto tendrá en algún momento que definir en ruta institucional, donde la dirigencia se la entregue en regencia a quien convenga.

Y yo no sé ustedes, con todo lo que hemos visto en América Latina en los últimos 30 años, claro que no puede uno dormir tranquilo.

Por lo pronto mis amigos del Distrito Federal, la CDMX, la Ciudad de México, el “DfcTuoso”, comentan. Ya se dice que en la semana podría suceder algo importante.

Dos cambios en la 4T que nos dan esperanza, a.- Cambio de Olga Sánchez Cordero por Juan Ramón de la Fuente b.- La salida de Andrés Manuel de Morena. Voy llegando, les cuento…

OTROSI: El territorio de los rumores a este nivel no son buenos…

18 pendientes… Correo: jeleazarmedia@gmail.com

Twitter.- @eldebateequis