Para que por la fe Cristo habite en sus corazones, y para que, arraigados y cimentados en amor, 18 sean ustedes plenamente capaces de comprender, con todos los santos, cuál es la anchura, la longitud, la profundidad y la altura del amor de Cristo. Efesios 3:17-18

Es posible que tenga cosas en tu vida que parezcan muertas: una relación, un negocio, tu salud. Jesús te diría que tiene poder sobre la muerte. El amor de Dios puede devolver esa relación a la vida que te parece muerta y llevarla a un nivel completamente nuevo. Tal vez sientas que tienes un "trabajo sin futuro" o tal vez piensas que tu vida no va a ninguna parte y no tienes ningún propósito. ¡Animate hoy! El mismo poder que resucitó a Jesús de la muerte puede revitalizar tu carrera y ponerte en el camino del éxito.

Si empiezas a creer de nuevo, Dios resucitará lo que pensabas que estaba muerto. Es posible que lo hayas intentado y fracasado, pero los sueños a los que has renunciado van a volver a la vida de repente. Los problemas que parecían permanentes van a cambiar repentinamente. Dios tiene la última palabra. Él no ha cambiado de opinión.