Una característica de los neoloneses es que luchan por ser los primeros en todo y cuando ya no pueden ser los primeros hacen todo lo posible por hacerlo en grande; de ahí que infraestructura urbana nace la icónica Macro Plaza; en negocios aquí surgen las poderosas empresas, como por ejemplo, el famoso Grupo de Los Diez; en política fue una de las primeras entidades que tuvieron alternancia en la gubernatura pasando del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Partido Acción Nacional (PAN). Tras ganarle Jalisco con el primer candidato independiente que ganará una posición por elección popular -con Pedro Kumamoto-, Nuevo León no se podía quedar atrás, así que se fue a lo grande: un gobernador independiente con la polémica personalidad de Jaime Rodríguez Calderón.

Sin embargo, comparativamente con otras entidades, Nuevo León se está quedando atrás en tener en la gubernatura a una mujer; por lo menos en las décadas recientes tuvo la oportunidad el PAN con Margarita Arellanes Cervantes y el PRI con Ivonne Álvarez García, ambas figuras se perdieron en la vorágine política del momento.

Desde hace un poco más de dos años Clara Luz Flores, alcaldesa del municipio de Escobedo, ya estaba preparando el escenario para alcanzar la candidatura al gobierno de Nuevo León. Ella todavía estaba militando en el PRI, vaya tenía 20 años dentro del priismo neolonés; a pregunta expresa del grupo de stakeholders a quienes les exponía la radiografía política de México con la llegada de Andrés Manuel López Obrador -una directiva de ese importante grupo de tomadores de decisión- les aseguré que no prosperarían las aspiraciones de Clara Luz dentro del PRI, algo que se confirmaría en febrero de 2020 cuando ella anunció su renuncia al priismo.

En los claroscuros de Clara Luz Flores al estar casada con Abel Guerra Garza -todo un Zoon Politikon- muchos se equivocan al pensar que Abel es la mano de poder que mece la cuna del proyecto de Clara Luz. Sin quitarle ni un solo kilogramo del peso político que tiene Abel -y mira que es un peso completo- Abel es un extraordinario operador político, incluso hasta se menciona que estuvo operando en el norte de Coahuila en las pasadas elecciones; pero Clara Luz tiene su luz propia, con estilo diferente al de su esposo, ella brilla por sí misma en la política, es por eso que ahora está acariciando la posibilidad de ser candidata a gobernador ¿consiguió Clara Luz subir tanto su posicionamiento público que ahora tiene que ir como candidata sí o sí?

Por un lado, dentro de MORENA, los conocidos entre ellos mismos como “los duros”, querían a Tatiana Clouthier, quien al bajarse rumbo a la candidatura no cede esa ala fundadora del lopezobradorismo para que sea su candidata Clara Luz.

Mientras que por otro lado, Clara Luz es una de las mejores posicionadas en las encuestas serias y en el territorio brota en el humor social del neolonés que ella será la candidata.

¡Vaya dilema! Con lo anterior aquí la pregunta ya no es sí será candidata a gobernadora o no, sino ¿por cuál partido irá Clara Luz?

Entrando en materia, haciendo una revisión puntual del proyecto de Clara Luz Flores resulta destacable que ella ya hizo todo el ABC de la comunicación política para llegar a ser candidata; vaya creó todo un fenómeno político entorno a su figura, casi me atrevería a darle el crédito de ser una aspirante By The Book como se les conoce a quienes siguen el “librito” de candidaturas. Sin embargo, en la estrategia trazada por Clara Luz siempre tuvo como plataforma un partido político.

Por un lado hizo lo que pudo para ser la candidata del PRI. Por otro lado está haciéndose querer para ser la candidata de MORENA. Ya con una estructura propia, en la que están participando -aunque sea de manera oculta- militantes todavía inmersos en otros partidos políticos.

Teniendo en consideración, por otro lado, que pese al ánimo de una docena de aspirantes independientes, esa opción ya apesta para el electorado de Nuevo León. Sin duda, el fenómeno político de Clara Luz tiene su reto más crucial por decidir ¿Con quién irá en la boleta?

En el ABC de mis Apuntes de comunicación política ¿Qué consideraciones debe tener quién aspire a ser candidato o candidata del lopezobradorismo para gobernar de Nuevo León?

Unidad

Quien aspire enarbolar al lopezobradorismo neolonés debe conciliar ideología y política, tanto de duros, morenistas, neomorenistas, hasta de simpatizantes; sin conseguir la unidad interna del movimiento tendrá un camino muy difícil hacia el éxito electoral.

Stakeholders

Con el propio desgaste de dos años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en el que se agudizan los errores en su gobernanza por la crisis sanitaria y la crisis económica, se está incrementando el ánimo anti-MORENA en los tomadores de decisión en Nuevo León, sin ellos, no fluirá bien una candidatura.

Electorado

Todo indica -hasta el momento- que el humor social neolonés está apto para apoyar al lopezobradorismo, pero ya ninguna elección se dará de manera tersa, habrá contiendas complejas, con resultados cerrados e impugnados.

Subrayando mis Apuntes en el apartado de Nuevo León. Sabiendo de primera mano que la prioridad en las elecciones de 2021 para el presidente Andrés Manuel López Obrador es primero las diputaciones federales y después las diputaciones locales; sumado a la división interna del lopezobradorismo generada por un cambio en sus dirigencias; así como la inoperancia de la dirigencia de MORENA en Nuevo León; sin olvidar que bajo la manga está latente la posibilidad de Alfonso Romo, que aunque dice en privado que no quiere entrarle como candidato ¿Podrán ponerse de acuerdo el lopezobradorismo y podrán organizarse, o se confiarán a la fama del fenómeno creado por López Obrador o de Clara Luz?

Sea como sea, ¿Y tú, qué opinas? Hasta aquí mis Apuntes en Posta ¡Hasta la próxima!