Aunque parezca increíble, al año de las elecciones entran desarmados la gran mayoría de las/los más fuertes aspirantes municipales e incluso los que ya son los candidatos a alcalde. Sean de cualquier partido político, de cualquier estado de México, esos personajes que meses atrás estuvieron buscando estar en la boleta electoral, la gran mayoría iniciaron este 2021 sin tener la más básica estructura de su equipo cercano que los acompañará en la campaña.

Tan solo por citar un ejemplo, en Nuevo León estarán en juego 51 Presidencias Municipales, mientras en Tamaulipas son 43 Presidencias Municipales; sí tan solo esa cantidad de alcaldías las multiplicáramos por tres partidos políticos –que son más los que participarán en las elecciones del domingo, 6 de junio- deben conformarse por lo menos 282 equipos básicos cercanos al candidato o candidata a presidente municipal.

Aseguro que entran desarmados en este 2021 porque conversando con varios aspirantes y candidatos a alcalde, tanto neoloneses, como tamaulipecos, ninguno tenía claro quienes pudieran ocupar las posiciones más básicas de sus equipos cercanos, casi en un sentimiento de desesperación me expresaron que ni siquiera tienen en el panorama a las personas que estarán en las posiciones claves de sus equipos de campaña.

Ahora bien, es comprensible que estén preocupados por no tener conformados sus equipos de campaña porque México entró al más complejo proceso electoral en el que concurrirán votaciones por 21 mil 368 cargos públicos de elección popular; y en el caso de Nuevo León las candidaturas a la gubernatura están atrayendo sendos equipos de trabajo, tanto operadores políticos, como consultores externos.

En mi libreta de Apuntes de Comunicación Política ¿Cuál es equipo cercano urgente que deben armar quienes aspiran a las Presidencias Municipales? Este es mi ABC que les recomiendo:

Operación territorial

Conformar un equipo encabezado por una persona con experiencia híbrida del quehacer de una Secretaría de Organización y una Secretaría de Acción Electoral, para facilitar el cruce de información estratégica. Esto le dará mayor fluidez al proceso de campaña.

Equipo jurídico-electoral

Integrar con equipo conjunto –interno y externo- de abogados con experiencia jurídica-electoral, que estén actualizados en la norma vigente, para garantizar de forma híbrida que toda la campaña esté dentro del marco legal. Esto evitará que todas las áreas caigan en errores que pudieran anular la candidatura.

Hub de finanzas

Crear un hub de finanzas encabezado por la persona de mayor confianza del candidato o candidata para concentrar los recursos provenientes del partido y aportaciones ciudadanas, incluyendo a un contador con experiencia en fiscalización electoral. Esto garantizará el correcto flujo de la campaña.

Entran desarmados las y los candidatos a alcalde, pero con este ABC básico ya tienen un punto de partida, aunque poner los nombres correctos será todo un reto en el que tendrán que apremiar antes de que sean ganados por otro equipo de campaña. ¿Y tú, qué opinas? www.daviddorantes.com