Lo que usted leerá a continuación, lo escribí al inicio del 2017, la memoria es útil cuando las cosas no cambian mucho, lo que se avecina, el proceso electoral será sin duda atacado, manipulado y es bueno recordar lo vivido. Aquí va.

Políticamente siempre ha sido correcto manipular las masas, Hitler lo hacía desde el pódium, pero utilizando la radio como el conducto ideal, pues llegaba hasta el último rincón de la campiña, llevando su mensaje de odio gradual pero constantemente, hasta crear su legión de fieles seguidores que hasta hoy siguen fanatizados.

En fechas más recientes, gracias al poder de la unión del PRI y el PAN, mediante la intervención de Jefe Diego, la interacción del entonces diputado Döring y la asesoría del innombrable Salinas lograron inocular en las mentes de todos los mexicanos “El Peligro Para México”.

Los medios de comunicación han jugado desde siempre un papel importante en la toma de decisiones electorales, son persistentemente necesarios para hacer llegar el mensaje de forma creíble o cuando menos con sustento.

En el ser humano está la capacidad de análisis como para poder dilucidar, que es cierto y que es falso, al menos eso era posible antes, hoy que tenemos las redes sociales, el enojo y la catarsis se logran con simples memes y hashtags.

La cruda realidad se muestra ante nosotros cuando termina la campaña negativa en las redes sociales y nos damos cuenta de la operación, para entonces nuestra mentalidad ha cambiado y solo vemos en blanco y negro todo, bueno o malo, pero nunca términos medios.

Así el “No Pasa Nada” que le adjudicaron al anterior gobierno estatal persiste ahora como defensa del nuevo gobierno, pues aunque el anterior jamás lo haya expresado, se mantiene en nuestro subconsciente como si en verdad hubiera existido, aquí en este mismo espacio hace años solicité la grabación de eso y no hubo un solo recuento fiel de esa tan utilizada frase para lograr la alternancia.

En las investigaciones por internet, solo encontré una referencia cercana, pero fue de un gobierno anterior al pasado, en ella, ante el incremento de los secuestros en Tampico, el gobernador de entonces expresó: “Son Hechos Aislados”.

Terminó la campaña contra los “Baches” en Reynosa, un simple estudio de mercado fijó que ese era el tema recurrente en redes sociales, se logró la alternancia pero la ciudad sigue destrozada pues ha crecido más que su presupuesto, pero ya no hay campaña contra los “Baches”, ahora la intimidación se lleva a cabo desde el Congreso del Estado. Reynosa sigue sufriendo pues hay quien añora al anterior gobierno y hay quien detesta al actual.

En Matamoros terminó también la campaña contra la “Basura”, el gobierno entrante encontró la manera de solucionar el tema, sin polarizar a la sociedad imponiendo cuota por recogerla, absorbieron el gasto y acá nadie añora a la anterior administración.

Pero son dos ejemplos que muestran claramente la forma de lograr la alternancia, aunque en ambos casos el beneficiario directo fue el gobernador de Ustedes, pues la estrategia logró quitar del camino a dos de sus principales enemigos.

Hay temas que asustan, pero lo más importante es encontrar el origen, lo sucedido con el periódico El Mañana en Nuevo Laredo, que tuvo que dejar de circular por tres días, nos debe poner a pensar, pues en Tamaulipas podríamos terminar como sucedió en Veracruz en el anterior gobierno, con persecución implacable a la prensa para dominar el tono de la línea editorial.

No hay razón que justifique el secuestro a un Director de un Diario, ni la golpiza a dos repartidores y la posterior quema de la camioneta, como tampoco hay razón para salir en una especie de infomercial en horario estelar. El ego puede auto-destruir a un gobierno.

La publicidad cuesta, pero la mejor aseveración de ello, me la dio hace ya muchos años Guadalupe Díaz, pues expresó de manera sencilla la posición de su Diario: “Nosotros vendemos publicidad, no complicidad”.

Hoy los genios de la comunicación social en Tamaulipas basan su estrategia en desacreditar a los medios tradicionales, (conozco los riesgos y los asumo), hay quien les sigue el juego de descalificar mediante filtraciones los pagos comerciales de publicidad, dando nombres, dando cifras sin explicación pormenorizada.

Hablan de miles de millones de pesos, pero en su mensaje de austeridad solo bajan 200 en ese rubro. Muchos colegas lo celebran, otros nos preocupamos por el futuro, pues el presente, está lleno de MANIPULACION SOCIAL.

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com                       ...

optimusinformativo@gmail.com