El comienzo de un conflicto pronto se vuelve un río desbordado; es mejor controlarlo, antes de que se desborde. Proverbios 17:14

Con demasiada frecuencia, las personas caen en la trampa de la lucha. Alguien dice algo que te molesta, y antes de que te des cuenta, hay tensión, disputas y división. La Escritura nos dice que los conflictos abren la puerta a "toda obra mala". Es la mayor trampa del enemigo para evitar que las personas vivan en la victoria. Pero no tienes que caer en la trampa de la lucha, puedes elevarte por encima de ella. El versículo de hoy dice que simplemente puedes dejar el asunto antes de que se convierta en algo más grande de lo que debe ser. No tienes que hundirte al nivel de alguien y discutir con ellos e intentar demostrar que tienes la razón. No fuiste puesto en esta tierra para corregir a todos los que te rodean.

Si vas a ser todo lo que Dios te ha llamado a ser, debes aprender a mantenerte por encima de la lucha. En lugar de dejar que los desacuerdos separen tus relaciones, busca puntos en común que te acerquen a las personas en tu vida. Busca la paz. Busque maneras de ser una bendición. ¡Manténgase por encima de la lucha para que puedas disfrutar de tus relaciones y experimentar la bendición que Él tiene para ti !