¿Y quién de ustedes, por mucho que lo intente, puede añadir medio metro a su estatura? Mateo 6:27

Dios NO quiere que vivas preocupado y ansioso por nada. Él sabe que la preocupación es contraproducente. ¡Roba tu paz y alegría y afecta cada área de tu vida, incluso tu sueño! ¿Has oído el dicho: "No te preocupes por la enfermedad"? Sí, preocuparse realmente te enfermará físicamente, nunca ganarás nada preocupándote, de hecho te hace perder preciosos momentos que nunca podrás volver a vivir. La buena noticia es que Dios ha prometido darte la victoria sobre la preocupación.

Cuando tomas la decisión de poner fin a la preocupación, Dios te dará Su paz. Decide hoy poner fin a la preocupación en tu vida. No alimentes las preocupaciones concentrándote en las malas noticias todo el tiempo. Claro, debemos estar informados, pero debemos estar más informados de la verdad de la Palabra de Dios. Elije hoy para alimentar tu fe y llenar tu corazón y mente con las promesas de Dios.

Declara todos los días: "Mi Dios suple todas mis necesidades, y me abre caminos donde no los hay. Es un Restaurador y Redentor". A medida que te concentres en la Palabra de Dios, eliminarás la preocupación y llenarás tu corazón de fe y expectativa.

¡Te llenarás de esperanza y alegría y avanzarás hacia las bendiciones que Dios te tiene reservadas!